Un corazón lleno de agradecimiento

May 23, 2019

 

Salmos 116:1-7. Amo a Jehová, pues ha oído Mi voz y mis súplicas; Porque ha inclinado a mí su oído; Por tanto, le invocaré en todos mis días. Me rodearon ligaduras de muerte, Me encontraron las angustias del Seol; Angustia y dolor había yo hallado. Entonces invoqué el nombre de Jehová, diciendo: Oh Jehová, libra ahora mi alma. Clemente es Jehová, y justo; Sí, misericordioso es nuestro Dios. Jehová guarda a los sencillos; Estaba yo postrado, y me salvó. Vuelve, oh alma mía, a tu reposo, Porque Jehová te ha hecho bien.

 

A través de los diferentes modelos que el Señor nos ha dejado en la biblia en cuanto a la oración, aprendemos que está incluye adoración: Lucas 10: 21, confesión: Lucas 18: 13, peticiones: Juan 15: 7; Mateo 7: 7 y acciones de gracias: 1 Tesalonicenses 5: 18. De este último componente, las acciones de gracias, nos ocuparemos en este blog.

 

En este Salmo inspirado por Dios vemos al Rey David con su corazón lleno de agradecimiento hacia Dios por una razón, el Dios Todopoderoso ha oído su voz y sus suplicas; como consecuencia, Dios le ha librado de la muerte. David en esta etapa de su vida, hace memoria de las misericordias de Dios en su vida; y es que este hombre, pasó por momentos de persecución, destierro, enfermedad y guerra; y en cada una de estas situaciones cuando David buscó a Dios con un corazón correcto, el Señor le escucho y le respondió.

 

Aprendemos que la memoria y el corazón están estrechamente relacionados, y es que si no hacemos memoria de la fidelidad, clemencia y justicia de Dios, jamás tendremos un corazón lleno de agradecimiento hacia Él.

 

¿Dios ha respondido a alguna de tus súplicas? De ser cierto, sin duda habrás tenido una experiencia similar a la de David; esos momentos en nuestra vida, en que el Dios que muchos confiesan se hace realidad en nuestras vidas; sus características y virtudes, ya no son una frase repetitiva en nuestras oraciones, sino una convicción en nuestro corazón; porque ya no hemos oído, sino que hemos experimentado el amor, la misericordia y la gracia del Dios cercano, cuan cercano para que incline su oído y con nuestra voz le supliquemos.

 

El resultado será la consagración, David dice “Por tanto, le invocaré en todos mis días” No por mandamiento de hombres buscaremos a Jehová; ahora lo haremos, porque tenemos un corazón lleno de agradecimiento al mirar a atrás y ver las maravillas de Dios, entonces voluntariamente vendrá el deseo de retribuir tanto, con lo muy poco que podemos dar, nuestras vidas.

 

¿Has invocado el nombre de Jehová? De no ser así, estás en peligro de muerte; no solo de muerte física como el rey David, sino de muerte eterna.

 

Romanos 10: 8-10. Mas ¿qué dice? Cerca de ti está la palabra, en tu boca y en tu corazón. Esta es la palabra de fe que predicamos: que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo. Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación.

 

Cristo ya venció la muerte y el pecado, ahora espera a que clames para escucharte y salvarte; clemente y justo es el Señor y poderoso para librar tu alma, en cuanto a esto, vana es la ayuda del hombre.

 

Hagamos memoria de la obra del Señor en nuestras vidas, y con un corazón lleno de acciones de gracias oremos a nuestro padre Fiel. Que estemos en paz, porque el Señor nos ha hecho bien.

 

Filipenses 4: 6-7. Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.

 

 

Please reload

Ponte en contacto

Nos encantaría saber de ti

© 2023 por "Lo Justo". Creado con Wix.com