© 2023 por "Lo Justo". Creado con Wix.com

¿Tirar la toalla?

July 2, 2019

 

1Samuel 12:23. Así que, lejos sea de mí que peque yo contra Jehová cesando de rogar por vosotros; antes os instruiré en el camino bueno y recto.

 

Desistir de un empeño, darse por vencidos y decidir no emplear más fuerzas, tiempo ni recursos en algo; eso es tirar la toalla. Algo a lo que nos vemos tentados, cuando no vemos los resultados que esperamos, o sentimos que estamos al límite y no podemos continuar.

 

Este versículo hace parte de la historia de Samuel, hijo de Elcana y Ana, quienes no podían tener hijos; Ana le pidió un hijo a Dios y el Señor se lo dio, de ahí viene el nombre de Samuel. En señal de agradecimiento, la madre de Samuel lo dedicó a Dios para que le sirviera todos los días de su vida. Es así como el joven Samuel va creciendo y haciéndose acepto delante de Dios y de los hombres, hasta convertirse en un profeta y líder del pueblo de Dios. 1 Sam 1: 27.28; 2: 26.

 

1Samuel 1:3-5. Habló Samuel a toda la casa de Israel, diciendo: Si de todo vuestro corazón os volvéis a Jehová, quitad los dioses ajenos y a Astarot de entre vosotros, y preparad vuestro corazón a Jehová, y sólo a él servid, y os librará de la mano de los filisteos. Entonces los hijos de Israel quitaron a los baales y a Astarot, y sirvieron sólo a Jehová. Y Samuel dijo: Reunid a todo Israel en Mizpa, y yo oraré por vosotros a Jehová.

 

Si quisiéramos resumir la vida de Samuel, estos versículos nos muestran en lo que este hombre gasto su vida; por una parte, en exhortar y animar al pueblo a dejar la idolatría para ser fieles a Dios, y por otro lado en orar constantemente por Israel.

 

El punto con todo esto, es que a pesar de la entrega y dedicación de Samuel a Israel, estos le obedecían por un tiempo, pero luego le fallaban y le rechazaban; ahora bien, si somos sinceros muchas veces le fallamos y rechazamos a aquellos que han dado todo por nosotros. Si nos ponemos por un momento en los “zapatos” de Samuel, debe ser muy frustrante, que un grupo de personas que has liderado por años con entrega, dedicación e integridad, te rechacen, dan ganas de tirar la toalla, ¿verdad?

 

En este punto de la vida de Samuel interviene Dios, y es que el Señor siempre es oportuno; y lo hace para enfocar a Samuel y animarle a continuar:

 

1Samuel 8:7-9. Y dijo Jehová a Samuel: Oye la voz del pueblo en todo lo que te digan; porque no te han desechado a ti, sino a mí me han desechado, para que no reine sobre ellos. Conforme a todas las obras que han hecho desde el día que los saqué de Egipto hasta hoy, dejándome a mí y sirviendo a dioses ajenos, así hacen también contigo. Ahora, pues, oye su voz; mas protesta solemnemente contra ellos, y muéstrales cómo les tratará el rey que reinará sobre ellos.

 

Samuel entiende que tirar la toalla no es fallarles a los hombres, es fallarle a Dios, es pecar contra Dios; por lo tanto, hace pública su convicción, seguirá rogando por el pueblo a pesar de su infidelidad y seguirá enseñándoles el camino bueno y recto; además, las consecuencias de rechazar al Señor.

 

No cesemos de rogar a Dios por la justicia, salvación y paz para Colombia, Venezuela y las naciones; Así nos rechacen, roguemos y enseñemos el camino bueno y recto, que sea Cristo quien reine en Colombia y las naciones.

 

1 Samuel 12: 20-22. Y Samuel respondió al pueblo: No temáis; vosotros habéis hecho todo este mal; pero con todo eso no os apartéis de en pos de Jehová, sino servidle con todo vuestro corazón. No os apartéis en pos de vanidades que no aprovechan ni libran, porque son vanidades. Pues Jehová no desamparará a su pueblo, por su grande nombre; porque Jehová ha querido haceros pueblo suyo.

 

Perseveremos que veremos el fruto aquí, o en la eternidad. No tiremos la toalla.

Please reload

Ponte en contacto

Nos encantaría saber de ti