© 2023 por "Lo Justo". Creado con Wix.com

¿Cómo estás cuidando el templo?

August 19, 2019

 

2Corintios 6:14-18  No os unáis en yugo desigual con los incrédulos; porque ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas? ¿Y qué concordia Cristo con Belial? ¿O qué parte el creyente con el incrédulo? ¿Y qué acuerdo hay entre el templo de Dios y los ídolos? Porque vosotros sois el templo del Dios viviente, como Dios dijo: Habitaré y andaré entre ellos, Y seré su Dios, Y ellos serán mi pueblo. Por lo cual, Salid de en medio de ellos, y apartaos, dice el Señor, Y no toquéis lo inmundo; Y yo os recibiré, Y seré para vosotros por Padre, Y vosotros me seréis hijos e hijas, dice el Señor Todopoderoso.

El templo es el lugar donde se trataba con el pecado, es el lugar donde se tenía una relación con Dios, es el lugar donde las naciones encontraban esperanza (1R.8:41-43) pero además es el lugar que el enemigo quiere corromper. 
 

 

Vemos un patrón en la historia con relación al templo. Dios mora con el hombre, el hombre profana el tabernáculo y la gloria de Dios se va. El ejemplo de los hijos de Elí fue tan claro, no conocían al Señor, robaban y fornicaban, los filisteos se llevan el arca y la gloria de Dios se va (1S.2,4). El ejemplo con Ezequiel, ve la maldad en el templo, su idolatría y profetiza sobre la cautividad de Israel y el Espíritu de Dios sale se va al monte de Dios (Ez.8,10,11). El mejor ejemplo con Cristo, vino al mundo para hacer morada con el hombre para reconciliarnos con Dios, Emanuel Dios con nosotros, profanamos el templo, matamos al Mesías (Jn.1,19).

 

Hoy somos el templo del Espíritu Santo. Dios desea tener compañerismo con nosotros, comunión, parte, acuerdo, que andemos con él, pero si profanamos este templo su gloria se irá.  Que Dios nos guarde de vivir esto. Que cuidemos este templo, que no lo profanemos con la fornicación y el materialismo, que no vivamos para nosotros mismos. Que demos el lugar que le corresponde al Rey.

 

Efesios 4:30 Y no contristéis al Espíritu Santo de Dios, con el cual fuisteis sellados para el día de la redención.

 

RCT

Please reload

Ponte en contacto

Nos encantaría saber de ti