© 2023 por "Lo Justo". Creado con Wix.com

¿Qué significa tener un compañero de carpa?

October 23, 2019

 

1Corintios 6:9-11 ¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones, ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán el reino de Dios. Y esto erais algunos; mas ya habéis sido lavados, ya habéis sido santificados, ya habéis sido justificados en el nombre del Señor Jesús, y por el Espíritu de nuestro Dios.

 

Los romanos y griegos concebían un tipo de matrimonio llamado el "contubernio". Significa “Compañero de carpa”. En tiempos de los griegos y romanos, se denominaba al contubernio a la convivencia conyugal entre dos esclavos, que necesitaría de la autorización de los dueños de éstos.

La descendencia seguiría siempre la condición de la madre (esclava) y esos hijos pertenecerán al dueño de dicha esclava. 

 

Y es que los esclavos no tenían derecho a formar una familia, pero sí se tenía en cuenta la relación consanguínea de cara al futuro. Es decir, en caso de haber sido liberados se podía saber de quienes eran sus hijos, especialmente para que no se produjeran relaciones incestuosas, pero en ningún caso son reconocidos como familiares legales por las leyes romanas.

 

En el contubernio el amo tenía la libertad de separar a los esclavos, fijar arreglos con otras parejas o vender a uno de ellos.  Hoy conocemos en el mundo, como lo era en los tiempos de los corintios, la abundancia de convivencia, lo cual era legislado por el contubernio.

 

El mundo está bajo el maligno, es el príncipe de la potestad del aire, él es quien imparte las reglas de juego sobre el cual los matrimonios operan hoy en día. Muchos individuos optan por convivir solamente atraídos por sus pasiones probablemente, en algunos casos cada uno tiene su propia casa y conviven el fin de semana.

 

Bíblicamente esta relación no es considerada como un matrimonio, no llena los requisitos para serlo según vemos en Génesis 2:24-25, la Biblia llama a este pecado fornicación, relaciones sexuales fuera del matrimonio. No hay mayor compromiso, no hay un vínculo adecuado. Obviamente sin ser creyentes estos esclavos del mundo obedecen a las instrucciones de su amo. Este tipo de relaciones terminan generalmente cuando lo novedoso de la atracción se acaba o cuando llega alguien  más interesante. El ser humano se degrada, sufre y termina con un corazón manipulado por otros. Los hijos pasan a ser dueños de alguien más.

 

Para nosotros Jesús es nuestro Amo, nuestro Señor, él nos ha liberado de las cadenas que teníamos y que nos atábamos a este mundo. Como parejas en Jesucristo somos libres para unirnos a nuestra pareja. Somos verdaderamente libres en Jesús para servirle y mostrar el verdadero modelo del matrimonio, el verdadero propósito por el cual nos casamos.

 

Que apreciemos hoy el regalo y privilegio del matrimonio.

 

RCT

Please reload

Ponte en contacto

Nos encantaría saber de ti