¿Oras por tus enemigos?

November 6, 2019

 

 

Hechos 7:59-60 Y apedreaban a Esteban, mientras él invocaba y decía: Señor Jesús, recibe mi espíritu. Y puesto de rodillas, clamó a gran voz: Señor, no les tomes en cuenta este pecado. Y habiendo dicho esto, durmió.

Esteban predicó un mensaje impresionante frente a los líderes religiosos y varones de Israel. Les proclamó el nombre del Señor Jesucristo y su culpabilidad en el asesinato del Mesías.

 

Es un texto que contiene un resumen del Antiguo Testamento. La Biblia dice que ellos se enfurecieron y crujieron sus dientes rechazando la gracia de Dios una vez más. Finalmente lo apedrearon. Esteban oró por la salvación de sus verdugos. Esteban murió como mártir por la causa de Cristo. 

Lo interesante de todo esto, es que creo que la oración tuvo respuesta al pedir al Señor que no tomara este pecado en cuenta. Lo menciono porque un jovencito llamado Saulo era testigo y aún apoyaba lo que se hacía. En el capítulo 9 de Hechos vemos la conversión de Saulo y posteriormente vemos como el Señor usó tremendamente a Pablo el apóstol para levantar iglesias y expandir el evangelio. Esteban lo expresó muy bien, el problema está en el endurecimiento que hay en el corazón del hombre.

La oración de Esteban antes de morir nos muestra que él mantenía no solo una comunión directa con el Señor, sino que su enfoque eran las almas de los hombres. Necesitamos tener la misma actitud de Esteban, sin importar las circunstancias, sin importar lo que suceda, sin importar el tipo de persona que tengamos a nuestro alrededor, se requiere de oraciones sinceras que se elevan aún por nuestros enemigos. Vemos que nuestras oraciones tienen alcances ilimitados, Dios puede convertir a un perseguidor de la iglesia, en el próximo misionero que impactará a las naciones. Oremos por los perdidos, oremos para que Dios nuestro Señor los saque de su ignoracia y perdición. La clave para cambiar a Colombia y las naciones es la salvación de los pecadores y eso requiere de oraciones fieles.

“¿Tienen corazones de piedra que no pueden compadecerse de hombres en un estado como este? Si no creen en la palabra de Dios, y el peligro de los pecadores, ¿para que son cristianos? Si en verdad creen en ella ¿por qué no se mueven a ayudar a los demás? ¿no les interesa quien está condenado para que sean salvos? Si es así, tienen causa suficiente para compadecerse a sí mismos, ya que es un es un estado de ánimo que no concuerda absolutamente con la gracia…¿viven ustedes cerca de ellos, se reúnen con ellos en las calles, trabajan con ellos, viajan con ellos, se sientan y hablan con ellos, o no les dicen nada acerca de sus almas o la vida por venir? Si sus casas se estuvieran quemando ustedes irían corriendo a ayudarlos; ¿entonces no los ayudarían cuando sus almas están casi quemándose por el fuego del infierno?” Richard Baxter. creyente del Siglo XVII.

 

PRC

Please reload

Ponte en contacto

Nos encantaría saber de ti

© 2023 por "Lo Justo". Creado con Wix.com