¡Perseveremos!

April 7, 2020

 

Hechos 1:13-14 Y entrados, subieron al aposento alto, donde moraban Pedro y Jacobo, Juan, Andrés, Felipe, Tomás, Bartolomé, Mateo, Jacobo hijo de Alfeo, Simón el Zelote y Judas hermano de Jacobo. Todos éstos perseveraban unánimes en oración y ruego, con las mujeres, y con María la madre de Jesús, y con sus hermanos. 
 

Jesús demostró ser Dios al vencer la muerte y resucitar al tercer día. Luego de levantarse de entre los muertos, por 40 días aparece a los suyos con pruebas innegables y hablándoles sobre el reino de Dios (lo eterno). Les da una orden final de ser testigos de él en cada lugar, en cada nación hasta que él venga. Finalmente les ordena que no se vayan de Jerusalén sino que esperen la promesa del Padre que Jesús mismo les había dicho (El Espíritu Santo).

 

La hora de despedirse había llegado. Jesús es alzado a los cielos. Los once se reúnen junto con las mujeres que participaron en el ministerio de Jesús, estaban allí presentes también los familiares de Jesús. 

 

Estaba cerca la fiesta de pentecostés (50 días después de la fiesta de las primicias). Es decir, ellos estuvieron unánimes en oración y ruego por diez días. Aquellos que no pudieron estar sobrios una hora, aquellos que se quedaron dormidos mientras Jesús sudaba gotas de sangre, aquellos que dejaron de perseverar en la oración, ahora los vemos velando, perseverando como un solo hombre en oración y ruego.

 

Todo esto resultó en la elección del sucesor de Judas (el que traicionó al Señor), resultó en el poder de Dios sobre la vida de Pedro un pescador sin letras para predicar ante 120 judíos, resultó en la conversión y bautismo de 3.000 personas. 
 

¿Qué sucedería en nuestras vidas, en nuestros matrimonios, en nuestro ministerio, en nuestra iglesia, en nuestra área de influencia (vecinos, barrio, familia, trabajo), en nuestro país, si como pareja oráramos con perseverancia, con sencillez, con ruego y temor de Dios? Estoy plenamente convencido que el Señor levantaría obreros para la mies, nuestras predicaciones tendrían un mayor impacto, seríamos testigos de la salvación y entrega de miles de Colombianos. 
 

Amadas parejas, nuestras oraciones si pueden marcar una diferencia no solo a nivel de matrimonio, sino a nivel nacional y mundial. Perseveremos siendo uno con su cónyuge en oración y ruego por el reino de Dios, salgamos de su mundo pequeño, crezcamos en el Señor y permitamos que él nos use como un canal de bendición al interceder por lo eterno. Preguntémonos hoy algo: ¿qué resultado están arrojando nuestras oraciones? 

 

 

Parejas Jóvenes

Participamos de la realización de CPC

Please reload

Ponte en contacto

Nos encantaría saber de ti

© 2023 por "Lo Justo". Creado con Wix.com