¡Respetemos!

April 14, 2020

 

Mateo 6:9 Vosotros, pues, oraréis así: Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre. 
 

Jesús una vez más enseña a sus discípulos sobre las cosas que debían incluir en sus oraciones. Les menciona la importancia de santificar su nombre. La palabra santificar implica separar, consagrar, apartar. Es decir, Jesús les dijo que el Padre, el nombre de Dios, el santo nombre del Señor, debe ser apartado de los demás nombres. No podemos dirigirnos a nuestro Padre celestial, a nuestro Señor, como si nos estuviéramos dirigiendo a cualquier persona. 
 

En algunas ocasiones nos hemos sentido incómodos y manifestamos nuestra posición al escuchar a alguien que usa el nombre de Dios en vano, o despectivamente. Algunos usan el nombre de Dios para todo. Pero más allá de esto, ¿cuál es nuestra actitud al revisar nuestros corazones? ¿Tenemos un verdadero respeto a su nombre? Creo que al orar estamos confesando el verdadero concepto de nuestro Señor. ¿Verdaderamente es grande? O es tan solo ¿un Dios pequeño que no puede encargarse de todo? 
 

Dicen que los nombres no hacen a la persona sino que la persona hace al nombre. Es muy común nombrar a alguien y tener una idea de esa persona. El nombre de Dios manifiesta su grandeza y poder, Él es nuestro Creador, Él es nuestro Proveedor, Él es nuestro Protector, Él es nuestro Pastor, Él es nuestro Descanso, Él es nuestra Esperanza, Él es nuestra Fuente, Él es nuestro Defensor, Él es todo para nosotros y sin él nada somos. 
 

¿Cuándo oras como santificas su nombre? Recuerda, no se compara con nada ni a nadie más. ¿Cómo reaccionas delante de aquellos que lo usan en vano? ¿Cómo parejas cuando oran honrando y glorificando su nombre como el único Dios perfecto? ¿Qué imagen reciben tus hijos al oírte mencionar el nombre Dios? A veces confundimos las cosas, la vida cristiana consiste en parecernos cada vez más a Él, no Él a nosotros. No se trata de saber cuanto conoce Él de ti, se trata de cuanto sabes de Él. Finalmente nosotros somos parte de su creación y Él es el Creador. Cuando hablemos con Él o de Él mantengamos la veneración más grande posible. 
 

“…En verdad es casi alarmante observar como todos tendemos a usar el nombre de Dios. Obviamente no nos damos cuenta de que estamos hablando del Dios bendito, eterno, absoluto y todopoderoso. En cierto sentido, deberíamos quitarnos el calzado cuando usamos su nombre. ” Martyn Lloyds Jones 

 

 

Parejas Jóvenes

Participemos de la realización de CPC

Please reload

Ponte en contacto

Nos encantaría saber de ti

© 2023 por "Lo Justo". Creado con Wix.com